Jérome Baschet – 3er. Seminario Internacional de Reflexión y Análisis

Durante su participación en la primera mesa del 3er. Seminario Internacional de Reflexión y Análisis “… planeta tierra: movimientos antisistémicos…”, Jérôme Baschet, historiador, profesor de la UACH y estudioso del movimiento zapatista, recordó a Andrés Aubry, precursor de estos encuentros, fallecido en 2007 y quien como pocos sería capaz de escuchar y aprender humildemente del silencio zapatista.
Baschet expresó algunas ideas sobre la posibilidad de crear otros mundos, mundos que puedan crecer y consolidarse como alternativas al capitalismo. En el contexto de la crisis del capitalismo, iniciada en 2007, la construcción de alternativas para por crear espacios liberados (no necesariamente físicos, ni puros). Estos espacios liberados permiten la puesta en practica de contraconductas de género, proporcionalidad y armonía con la naturaleza; pueden ser espacios que se propongan superar las contradicciones internas de muchos movimientos antisistémicos, sus luchas internas de poder y egos, e imaginar nuevas subjetividades no competitivas.
Por el momento, muchos espacios liberados no tienen condiciones para ser “puros”, ya que dependen de canales de producción y distribución capitalistas. Estos espacios – sugiere Baschet- deben de reconsiderar la pertinencia de apropiarse de los medios de producción.
Para el ponente, el movimiento zapatista es el ejemplo planetario más importantes de espacios liberados. La autonomía zapatista no podría construirse sin la toma de los medios de producción, que en este contexto es la tierra, el territorio. Además el zapatismo ha expandido su autonomía a través del hacer educación, producción, comercialización, salud, gobierno, etc.
El ecocidio potenciado por el capitalismo salvaje puede ser un elemento más – junto con la creación y expansión de espacios liberados- para que otros mundos posibles puedan consolidarse. El reto está en aliarse con la Madre Tierra, cuya ira podría sí terminar con el capitalismo, pero también con nosotros como especie humana.